La prisión del placer

el salvador de los sueños no vino esta vez, mostrando el desnudo,
que se encuentra detras de las cosas que reflejan placer.

una vez me obligue a tragar sin pensar
si mi alma se iba a olvidar,
de tanto rencor que tras mis ojos podia ocultar.
perturbando mis ideas volvi a caer en el mismo pozo.
pozo que no perdona que no sabe de amor ni personas.

me arrastre sin dudar por el cielo hasta odiar
el motivo por el cual me debo
olvidar de ti y con ello tu maldad.

y ahora ya no se si aquel hombre que habia tras de mi,
sacara a flote su mirada
ya no quiero nada, no,
no necesito nada mas,
que reviente en trozos mi cerebro.

piensa que ,
nos vimos en otro lugar
en el cual
no existia la realidad.

piensa que ,
nos vimos en otro lugar
en el cual no…

 
 
Sober. (… y los sueños, sueños son)
 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s